domingo, 3 de diciembre de 2017

UNA TARDE SERENA


Los días ventosos, fríos y cortos no son agradables si tienes que salir por obligación, es un fastidio.
La cosa cambia si miras como se agitan los arboles tras unos cristales dobles, el ambiente es cálido y tienes uno o varios libros que agitan el rabo para que los leas.

Si me decidiera a escribir una novela comenzaría así:
"Solo la luz de una tenue lámpara con pantalla traslúcida iluminaba la estancia y el olor a pino quemado invadia la atmósfera. Tras la ventana, como si se tratara de un remake de la zarza ardiendo de Moisés, las llamas parecian flotar sobre el naranjo que los cristales dejaban ver afuera, indistinguible el color de sus frutos durante las primeras horas del crepúsculo.
En silencio, una mujer que ya pasaba el segundo lustro depués de cumplir los sesenta, sentada en un cómodo sofá reclinable, contemplaba hipnotizada el baile flamígero que se refresentaba frente a ella en la chimenea rústica.
A su lado un hombre de la misma edad, pelo y barba canosos, permanecía inmovil y silencioso con la misma actitud contemplativa.
- ¿ Sabes cuanta gente ha muerto en el último atentado de Somalia ? -- preguntó de manera retórica a su acompañante---512 personas--- añadió sin esperar respuesta.
Un asentimiento pesaroso se manifestó en el rostro del hombre, los dos quedaron de nuevo callados frente al fuego.
Era otoño y la tarde ya oscura del domingo era tranquila y silenciosa.
Todo había empezado por la mañana cuando el día luminoso permitía ver a lo lejos las montañas después de una semana de viento huracanado."


En algún momento que no recuerdo, los días de otoño me comenzaron a parecer preciosos, ni siquiera dejé que ningún sonido mancillara el silencio que los envolvia. Me volví temeroso de algarabías, sobre todo aquellas odiosas tardes de domingo en las que alguien con aspecto muy atento, entre científico estudioso y de iniciado entusiasmado,  quería hacerme partícipe del " carrusel deportivo". Ahora que han pasado los años ya no culpo de mi ànimo murrioso, a la solitaria bombilla que iluminaba tristemente el patio del colegio, ni tampoco al par de longanizas con tomate, tan finas como lápices, que nos daban de cenar en el internado. Era sin duda el contínuo sobresalto que me producía el grito del locutor, pero que me importaba un carajo, del gol en el Molinón.


¡Mira! Miro. Oreja de Lobo, me dice Amparo. Mientras caminamos vamos recordando las plantas que conocemos, nos las han presentado a casi todas, sobre todo en esta sierra en que tantos bailes nos hemos echado, pero recordar sus nombre es otra cosa y menos sus apellidos, por eso vamos complementado entre los dos "el nombrar las cosas", para no olvidar. ¿ Verbascum ? Si, ¿pero que verbascum? En casa lo veremos, aquí no hay cobertura, ni falta que nos hace.
Seguimos nuestro caminar...Pinus halepensis, zarzaparrilla... ¡Que alegria! ¿ Te acuerdas cuando bebiamos zarza?...anda que con esta planta tan común y extendida, solo me acuerdo del otro que no hay, el terebrinto que es parecido pero... ¡Lentisco!, és Lentisco. ¡ Joder que mal !


Llegamos a la fuente y en ella el anhelado bocadillo. Entre bocado y bocado, silencio. A nuestro alrededor palmitos enormes que me recuerdan un exámen de casi hace veinte años. Hasta que no llegué a casa no pude recordar el maldito nombre de aquella planta que había estudiado mil veces y visto todos los días de mi vida : Chamaerops humilis. Pensé que la odiaría siempre. El tiempo todo lo transforma, aquella fustración se ha convertido hoy en admiración por su belleza y ¡ como aguanta el tio las condiciones de nuestra sequia !
También hay Carrascas, y un roble sin hojas pero que deja su nombre en la hoja caída a pesar de ser un orgulloso marcescente. La sequía está siendo muy dura.
Amparo me llama otra vez, ¡ Mira ! Miro de nuevo.


Precioso, en la cabecera de la umbría, un Mirto con bayas aún inmaduras nos da una grata sorpresa.
La fuente no parece manar, pero su pequeño pocillo interior conserva agua y la humedad del subsuelo mantiene esta vegetación extraordinaria en sus alrededores.
El sol va señalando el oeste en estos días del año y cuando marcha tan bajo hacía poniente nos recuerda que hará frío y estaremos más calentitos en casa junto al fuego. Hay cosas que son capaces de ponernos tristes aún en las tardes serenas.
El odio se agita y extiende por el mundo, como la noche, 512 inocentes han muerto para que no olvidemos que existe.



miércoles, 29 de noviembre de 2017

UN DÍA DE LLUVIA


Me queda claro que ando más que escribo y observado lo que ando, escribo muy poco. Pero hoy es un día de lluvia, un anhelado y bendecido dia de lluvia. Casi da pena que que las procesiones para cosechar diluvios se hayan perdido y que las campanas al aire para celebrar el éxito de las rogativas no suenen con alborozo. Como algunos escriben, no queda nada de lo que era sólido.
Sin embargo, andar los caminos si està de moda y si viviera Machado, estaría muy contento de que en nuestro pensamiento, al menos en ocasiones, martilleara su "caminante no hay camino, se hace camino al andar."


Esta vez la senda y su caminar nos lleva a Tristany en una tarde de otoño tan fria como deseada, después de un torrido y seco verano, ¡ Que placer la manga larga y el abrigo ! ¡ Que placer la brisa en el cogote y anhelar el sol en las mejillas !
Pero todo en la justa medida, porqué había ovidado que Tristany queda muy pronto en umbría y lo que comienza siendo un placer, con el tiempo se puede convertir en hastío, más bien en tiritona si la sobremesa se alarga. Esta vez imposibles las anotaciones, el placer de escribir los sentimientos, los murmullos de las hojas, el rumor del agua de la fuente y mucho menos escuchar los pájaros que andan a estas horas de la tarde tan callados como yo mismo recogiendo el banquete.


Tristany sigue siendo precioso, acogedor, sereno pero hoy su adjetivo más adecuado ha sido breve.
Nos ha faltado tiempo para desandar lo andado, buscar el sol, su breve compañia hacia el ocaso al otro lado, en el poniente.
Mantenemos con el astro un diálogo tierno y amoroso mientras descendemos por un paisaje esplendoroso, allá la Olla, un poco más lejos el castillo de los Vilaragut y a poniente la promesa del rayo verde, mientras al este las barrancadas y el mar convierten los verdes en azules, casi como ir al cine en lunes, el espectáculo solo para nuestros ojos. Me suena a película de James Bond.


Un cielo de día , un paraiso de tarde. No hay nada más àcrata que la belleza, lo és sin dueño y para siempre. Estos placeres son para todos. Me alegro que llueva, tengo almacenadas demasiadas imágenes, demasiados recuerdos sin letra, así que hoy junto al fuego os envío mi tenue canto natural para invitaros a caminar, hacia Tristany o a donde sea. Una pasada.


domingo, 24 de septiembre de 2017

NAUKAS.


Hay cosas peores que estar jubilado, ser un diletante y hacer enormes cantidades de fotos, por eso acepto mi penitencia que consiste principalmente en tener siempre trabajos atrasados y en ver crecer la hierba antes de terminar de cortarla.
Por eso sé que podría llegar Naukas 18 y el post del 17 estaria esperando en el limbo, después de que el papa reconociera que no existe ese lugar, yo he descubierto su versión binaria en mi ordenador.
¿ Que será Naukas, me preguntaba ? divulgación científica claro, pero...¿ Como el hormiguero?
 Si que es verdad que todos los tontos tienen suerte, porque este año en el pabellón Euskalduna nos a tocado la versión apoteósica. ¡  Y sin colas ! Si, si,chuleando a los que lo visionaban en Streaming:
¡"Que si, que si, que vengais, que cabemos todos"!
 Ha sido el mayor espectáculo de divulgación científica con humor que he visto jamás.
Imaginaros, tres días de charlas de investigadores sin parar y que no se os fatigan las neuronas, pues eso es Naukas. Os diré lo peor : genera deprivación.
Afortunadamente los videos estan en la red y no me voy a abstener de difundirlos.


Me gusta el cine, pero nunca he sentido inclinación por acosar a las deslumbrantes estrellas que nos representan historias en la pantalla, sin embargo reconocí de inmediato a " Irreductible" al que abracé como "Mi Héroe" ante su perplejidad . Y es que no solo los científicos cachondos saben de humor, los ex enfermeros de domiciliaria también tenemos motivos para obtener de la vida ese lado gracioso.
Estos sesudos eruditos han encontrado la quintaesencia del "desasnamiento" y esa onda que transporta sus quantos es sin duda la risa.
Colosal.


Continuará.


viernes, 1 de septiembre de 2017

LA RAZÓN Y LA CONFUSIÓN


Seguramente viene de antiguo la indignación que sentimos frente a la injusticia. Tanto debe ser así que seguramente esté en nuestra filogenia, dado que según he leido , experimentos recientes reconocen a ciertos primates un juicio con cierta similitud.

Tambien la mentira produce un rechazo general. Ser mentiroso es faltar a la verdad o a una parte significativa de ella con intención de tergiversarla.

Frente a la injusticia o la mentira solemos utilizar la expresión coloquial " no tienen razón".

A raiz de los atentados de Barcelona la sensación de confusión, de injusticia , de mentira se me hacen más evidentes.

¿Pero como puede ser que todos los días asistamos a un toreo informativo si razón, verdad y justicia que aparentemente deberian ir de la mano ?
 
¿Como me parece a mi que ocurre esto ?

Defendemos tan ciegamente nuestra verdad que perdemos el instrumento de la razón y las mentiras se cuelan en nuestra mente acabando con la equidad de nuestro pensamiento.

Dandole vueltas a la olla encuentro un argumento y como instrumento lo escribo ( dicen que escribir ayuda a pensar  o al menos uno puede darse cuenta a posteriori donde estuvo el fallo y elimina en cierta manera los falsos recuerdos )


A veces utilizamos un destornillador como palanca o un tornillo como tapón, pero las palabras con multiples significados tienen su riesgo aunque nuestro idioma está lleno de interpretaciones alternativas que deben ser el azote de los extranjeros que estudian castellano.
Tambien para nosotros. No pocas veces me sorprendo en la utilización de palabras con significado equívoco.

Busco en el diccionario el significado de RAZÓN.

Su primera definición aclara:

        "Capacidad de la mente humana para establecer relación entre las ideas o conceptos y obtener conclusiones o formar juicios"

No se afirma en esta definición que las conclusiones o juicios obtenidos sean ciertos o equivocados.

Como segunda acepción define:

        "Acierto, verdad, o justicia en lo que una persona dice o hace"

Tampoco añade que grado o procentaje de acierto, verdad o justicia se obtiene.

En consecuencia sin embargo la capacidad para obtener conclusiones, primera  acepción de RAZÓN, no implica en que grado obtenemos Acierto, verdad, o justicia , segunda acepción de RAZÓN.

PRIMERA LINIA 60X79 Acrilic sobre paper de fil de
FRANCESC BAIGET ELIES
Pintura, Dibuix , Gravat

Me acuerdo del " Espiritu de unión y socorro de la legión "
       
                 A la voz de " a mi la legión" sea donde sea, acudiran todos y con razón o sin ella defenderán al legionario que pide auxilio"

Me pregunto por cual de las dos acepciones tendría que sustituir la palabra.
Sustituyanla y diganme cual de las dos les  preocupa más.


A la voz de " a mi la legión" sea donde sea, acudiran todos y con Capacidad de la mente humana para establecer relación entre las ideas o conceptos y obtener conclusiones o formar juicios o sin ella defenderan al legionario que pide auxilio.

A la voz de " a mi la legión" sea donde sea, acudiran todos y con Acierto, verdad, o justicia en lo que una persona dice o hace o sin ella defenderan al legionario que pide auxilio.

Así está alguna la prensa y así vamos algunos de nosotros. Confundidos. Indignados




domingo, 20 de agosto de 2017

BENASQUE: SU HISTORIA I

EL ANETO DESDE EL COMIENZO DEL VALLE DE AIGUALLUTS
Razón tiene "la ronda de Boltaña" cuando critica nuestra aproximación parcial al pirineo aragonés, solo embelesados por sus montañas, rios y fuentes. Es inevitable quedar deslumbrado por un paisaje exuberante, inmediato en el reconocimiento y fácil de admirar, este entorno grandioso y verde, con nieves perpetuas en las cumbres, por el que desfilamos todos los años gentes venidas de todos los rincones de dentro y fuera de geografia peninsula donde se encuentra la cumbre más elevada del Pirineo.
Al menos eso es lo que yo sentí cuando me acerque por primera vez en 1973.
Acostumbro a decir que en las montañas proyectamos nuestras pasiones y miedos. Ahora que el senderismo se ha hecho popular, demasiadas veces la proyección que hacemos consiste en convertir el entorno en exclusivo objeto para satisfacer nuestros deseos.


Si como hasta ahora, año tras año, tengo la suerte de regresar a este mundo en el que cambian rapidamente las cortas estaciones amables,  tanto a distinta altura como sucediendose en el tiempo, para dejar paso al larguisimo invierno que se avecina, podré entonces dirigir la mirada al suelo, observando como nacen las hayas y salpican de color las pequeñas flores el verde manto de los bosques y los pastos.


En ese momento, inevitablemente quieres "desasnarte" y conocer los misterios del mundo vegetal. Solo para eso necesitaría otra vida, pero como los niños adoro los balbuceos del conocimiento y así poder nombrar el descubrimiento recien hecho para poder repetir las nuevas y bellas sensaciones que me produjo contemplar estos diminutos pimpollos.


No digamos cuando al lado de la senda, la flor adorna la imagen de una pequeña marmota que vigila a su madre distante sin saber que hacer y arriba en un cielo que amenaza lluvia, los buitres se congregan para consumir la carroña de indescifrable origen.
Benasque y su entorno es mucho más que todo eso, por supuesto.


Benasque hoy es un municipio bullicioso repleto de actividad y de personas que se ocupan del futuro con proyectos como el tunel de Benasque-Luchón, para intentar mejorar la inmemorial relación histórica con su población vecina.
Es este "quinto elemento", la Historia, la que nos permite encajar las partes dispersas de un todo denominado Benasque, Anciles y Cerler, y que Antonio Merino Mora ha escrito magistralmente añadiendo narración de historia reciente al texto que se ha editado.


Un tomo de 557 paginas, repleto de documentación que podemos disfrutar cuando nos queramos acercar "un mucho" a la integridad de aquello que nombramos Benasque, Anciles y Cerler, en el pirineo aragones.  Puedes encontrarlo en Barrabes cuando vayas a disfrutar de las ascensiones, paseos o caminatas previstas en tus vacaciones.



Entonces paseando por sus calles reconoceremos sus paginas de tiempo esculpidas en la piedra.


ANTONIO MERINO MORA , AUTOR DEL LIBRO A LA IZQUIERDA DE LA IMAGEN.


viernes, 4 de agosto de 2017

BENASQUE: LAS CARRERAS II


En la pista , una vez rebasada la zona mas abrupta del valle de Vallibierna, más arriba de la cabaña Quillón me adelanta un caminante inquieto y fastidiado:
__ ¿Todo es pista ?__ me pregunta
Le contesto que si pero que la pendiente es menor . No le consuela  mi observación.
___Es aburrido___ me dice mientras se aleja.
¿ Aburrido ?, como cambia la la visión del paisaje que me rodea, de llevar prisa y querer mantener las pulsaciones arriba, a disfrutar del panorama y el paseo sin perder el aliento. En la vida hay tiempo para todo y para todos. Ya no miro el pulsómetro.


Unos metros más allá el control de carrera y a la vez reposición de líquidos y sólidos.



Está cámara ya no enfoca como toca, lo hace a veces de manera aleatoria, aún así, se distinguen los dos trazados.
Arriba la parte recorrida por los corredores que salieron anoche ( en rojo ), lo que les queda por recorrer a la derecha hasta completar los 105 Km.
Abajo el perfil de los que salieron esta mañana al pasar asimismo por el control que sirve a los dos trazados.
Me siento turista, curioso, extraño, al tiempo que deseo fijar un testimonio. ¿quizá los controladores con sus chalecos amarillos ? 
Pienso que qualquier corredor será más adecuado, però después de 38 km uno no está para muchas entrevistas. 


Sin embargo encuentro a dos participantes animados y que desean reponer y seguir hacia el destino.


Jose Antonio y Javier.

Con una sonrisa, como si la salida todavia no se hubiese producido, acceden a posar para la cámara y que vistos los pobres resultados, será la última vez que me acompañe. Lo siento por ellos, se merecían una mejor resolución.
Javier luce la camiseta de la marató i mitja. En su tiempo Amparo i yo tambien la hicimos. ( Mi hija también, ja ja que no me olvido ).
Están animados y seguirán hasta la meta. Deseo que llegáran tan bien como se despidieron.

JOSE ANTONIO.
Al marchar me pregunta por el blog, olvidé decirselo pero se que lo recordará:
---Movermemientraspueda--- no hace falta anotarlo.
---En eso andamos--- me dice sonriendo y siguen la carrera como si nada.


Me quedo con las dos cosas tristes , las lesiones y el abandono. 
Naúseas, torceduras, impotencia funcional y sentido común. Buen juicio para abandonar cuando la experiencia te dice que aquel no es tu día. Se nota .


Le digo adiós al refugio, cuartel general de los organizadores, que me hablan del éxito que en los días siguientes se divulgará en la prensa de Aragón. Enhorabuena.


Esta vez, bajo con el autobús, por aquello de que me esperan a comer y no es cuestión de retrasarse.
A mi lado , todos dicen su dorsal al conductor y luego se instalan en silencio, duermen todo el trayecto a pesar de traqueteo del camino.




miércoles, 2 de agosto de 2017

BENASQUE : LAS CARRERAS


El sábado 22 sorprende a los corredores a su paso por Senarta con nubes bajas, al menos no llueve para estos corredores, los primeros, del maratón de montaña que han salido de la población de Benasque a las siete de la mañana.

Anoche los ultramaratonianos de la carrera de de 105 km, no tuvieron tanta suerte, les cayo una buena ración según me cuentan alguno de ellos durante al menos una hora.
Si solo corrieran los que de verdad pueden hacer estas hazañas la cosa seria triste y con poca expectación peró si hay algo que nos caracteriza a los humanos es " yo también " incluso para los que nos hemos marcado a fuego en la mente " La envidia es ignorancia y la imitación suicidio ".


Pasa la primera mujer y luego la segunda, con su sonrisa, parece que progresen sin esfuerzo. Lástima que no las volvere a ver para preguntarselo.


Sorprendente y exitoso ya que a cada una de las distintas pruebas convocadas, incluso a la del ultramaratón hay inscritos más de 300 personas.


Los escobas posan al cerrar el grupo, entre los cuatro corredores de cabeza y ellos un estirado desfile de modelos y maneras de correr, zancadas largas, pasos cortos, sufrimientos y sonrisas.
Tanto es así que decido coger mi cámara y subir al control del refugio de Vallibierna para ver el paso de corredores cuando llevarán 38,5 km.
Eso si, lo haré andando para participar del día deportivo, no está nada mal para mi sedentaria y actual forma de vivir.


Continuará.