viernes, 27 de diciembre de 2013

NUBES ROJAS

De nuevo reaparezco por el bosque de las sorpresas, esta vez, un grupo de caballos atados a unos árboles despierta mi atención.
A su alrededor un grupo variopinto parece estar realizando un descanso.
Observo con curiosidad sus indumentarias e imagino que son personas aficionadas al caballo que en su afán por reproducir la realidad están vestidas como los hombres del lejano far-west.
No tardo mucho en enterarme que aquel grupo de personas está realizado un rodaje. Una película del oeste rodada en Valencia y algunos planos al lado de mi casa.
ÁLVAR LOPEZ  protagonista de "Nubes Rojas 
Mi curiosidad aumenta cuando Álvar Lopez el protagonista me cuenta algunos detalles de la grabación.
La cámara va recorriendo el campamento donde sheriffs y malhechores comparten alimentos en tanto que otros comprueban las armas o realizan entrevistas.
Todos muy amables, contestan mis preguntas de curioso y posan con su avatar de pistolero para mi blog.
El detective con su placa.
El escenario va adquiriendo sentido, estamos en uno de los descansos de la filmación.
Los actores, cámaras, ayudantes, vestuario y demás componentes del equipo están esperando que el director exclame: ¡Preparados!...¡Claqueta!...¡Acción! 
¡Silencio...se rueda!
Todo el mundo ocupa su lugar. delante y detrás de la cámara. Silencio, nos advierte una amable ayudante, "Se rueda con sonido directo".
La realidad comienza ante mis ojos a transformarse en magia, el bosque de pino mediterráneo ya no lo es, se ha transformado en un lugar de Arizona en 1875 donde ser forastero es peligroso.
Cuatro jinetes surgen de la espesura...
Cuatro jinetes se acercan despacio, detrás de sus cabezas el sol que deslumbra a dos forajidos inmóviles y en pie que no temen a los centauros armados que han aparecido entre las sombras del bosque...

Han sido unos momentos donde la creación transforma el lugar y el tiempo.
¿Forajidos o cazarecompensas?
De repente me doy cuenta de lo difícil y complejo que resulta conseguir un escenario creíble, un vestuario adecuado y una historia conmovedora.
Y sobre todo, conseguir caballos, auténticos caballos del oeste.
Caballos...parecía fácil.
Felicidades a estos entusiastas del cine que en los tiempos que corren, son capaces de vencer los obstáculos y filmar un western en Valencia.

Enhorabuena a su director MARINO DARÉS
NUBES ROJAS un film autentico " d'Açí "
El sheriff comprueba sus armas