martes, 31 de diciembre de 2013

UN AÑO SE HA ACABADO

Hoguera de San Antonio
(Sin haber hecho propósito en el 2012). De las cuatro mil novecientas cinco fotos y ciento seis vídeos que mi cámara ha tomado durante el 2013, muchas de ellas pensando en este blog, a modo de ejercicio he decidido seleccionar doce para despedir el año.
No son lugares remotos, ni reflejan acontecimientos extraordinarios. Tampoco son buenas en el sentido artístico ni están tomadas con una cámara "Puturru de fua".
Son solo imágenes producto del asombro que sigo teniendo a pesar de los años, por aquellas cosas sencillas que me rodean.
Huevos fritos ecológicos.
Comidas sencillas en medio de tanta espuma sofisticada. Colina y albumina en oposición a la dieta del humo y del aire, solido frente a etéreo, 
Cocina mediterránea, para recordar donde vivimos.
Nieve en Barracas
Disfrutar de la nieve aunque solo nos sea permitido hacer muñecos o tirarnos bolas como antaño en las ultimas nevadas de marzo.
Fuente en Almedíjar

Visitar las fuentes más o menos cercanas, disfrutar del paisaje y de las gentes que aportan la sal de la novedad a nuestra vida,también de los quesos, el horno, el vino...Una pequeña diferencia que nos enriquece.
Flores en el campo
Cuando comienza la primavera abrir los ojos y los pulmones, oler las flores y admirar su efímera vida para recordar su vuelta al siguiente año, como un calendario sin hojas...un interruptor de luz y color.
Casa de la señoría en Olocau
Observar como ha cambiado un mundo que apenas recuerdo y pensar la vida como un continuo, como un actor con su papel en la obra de la historia.
Concierto al aire libre
Disfrutar de la música que llega al oído de todos, entendidos y profanos, un regalo nada exclusivo y cada vez más popular que llena las veladas del verano con una temperatura envidiable y cuando acaba la melodía escuchar el concierto de las cigarras y los grillos.

Araña autóctona
Encontrar belleza en lo pequeño y no tan pequeño de la vida animal que nos rodea, aquí mismo...me deja ensimismado.
Cueva de Bolomor
Tener la suerte de escuchar explicaciones de jóvenes investigadores del pasado que sin afectación y con el peso del "no saber" sobre sus mentes nos cuentan lo que cada día con tesón, le arrebatan a la ignorancia.
Hongos en tronco de higuera
Devanarme los sesos con los "fungui", mudos y efímeros testigos de un mundo subterráneo y desconocido.
Castañas en la estufa.
Asar castañas en una estufa como ejercicio paciente y nutritivo, labor entretenida del invierno que de manera sencilla calienta las manos en los bolsillos de los viejos y hace las delicias de los niños.
Ruinas en el campo cerca de Artaj
Insistir en las imágenes que me son esquivas y recordar aquellas primeras fotografías que me hicieron soñar gracias a aquella pequeña "Paxette" que en los años sesenta me regalo mi padre.
Para el año que viene pensaré en estas doce imágenes, en congelar algunos momentos y traerlos a este blog con mucho cariño para desearos un mejor año venidero.
Se acabó el 2013.